Sobrevivió a una “bacteria asesina” que le quitó parte de su cuerpo. Hoy cuenta su cruda historia

Alex Lewis era un hombre normal, hasta que un resfriado común cambió para siempre su vida. Tiene 35 años solamente, pero hace 2 una peligrosa infección lo tuvo al borde de la muerte.

 

Todo empezó con un resfriado común y corriente. Al no cuidarlo debidamente, Alex se contagió de estreptococo nivel A, una bacteria que se comenzó a “comer” o desintegrar de a poco su piel, hasta llegar a su carne. Mientras esto ocurría, también su sangre se envenenaba, lo que le generaba shocks tóxicos.

Parecía que su vida estaba perdida. Los médicos le dieron 3% de probabilidades de sobrevivir… y lo hizo.Pero en ese camino, las consecuencias de su maligna bacteria se han hecho notar, hasta haber cambiado su vida por completo.

 

Alex perdió sus cuatro extremidades en ese camino, y la mitad de su rostro quedó desfigurado. Además de los impedimentos físicos que esto provoca, también es difícil en cuanto a imagen propia, pues tuvo que volver a reconocerse y aceptarse. Esto no fue nada fácil para Alex, quien debió aprender a hacer todo de nuevo: desde caminar, hasta hablar y jugar con su pequeño hijo Sam.

“Fue un tiempo horrible. Me quedaba en casa con mi hijo antes de enfermarme. Era increíble y teníamos un gran lazo. Pero luego, de la nada eres arrastrado hasta un lugar donde no tienes ningún control. Él no se atrevía a acercarse, a besarme, ni abrazarme”, confesó con dolor Alex a Daily Mail.

 

La relación con su hijo fue la más difícil de reponer, ya que el pequeño Sam no entendía mucho lo que estaba pasando, ni reconocía a su papá. Pero el tiempo les ayudó a crecer y volver a amarse y disfrutar como siempre.

“Ahora es genial, el se muy natural al respecto. Me da besos, me abraza”. También Lucy, su esposa, siempre estuvo ahí para apoyarlo, y continúa con Alex en su nueva vida.

 

Todo por un mal cuidado resfriado, que hizo que pasara por cientos de cirugías y procesos que aún no terminan. Pero de a poco, Alex va armando su camino, y ha aprendido a valorar muchas más cosas en esta nueva oportunidad.

 

 

 

 

 

 

Animo Alex Lewis desde la pandórica te deseamos lo mejor y decirte  que eres un de tantos ejemplos a seguir.



Escribir comentario

Comentarios: 0