Este científico ruso asegura haber registrado evidencias de un alma abandonar el cuerpo

¿Qué pasa cuando una persona muere? Hay quienes creen que su alma deja el cuerpo, mientras otros piensan que simplemente dejamos de existir por completo.

 

Bajo el paradigma del pensamiento científico moderno, el alma no es más que un concepto, pero un ruso afirma tener evidencias de su existencia, todo gracias a un dispositivo que detecta cómo las energías dejan el cuerpo después de la muerte e incluso tiene imágenes del proceso, para convencer a los escépticos. Veamos de qué se trata.

 

Conoce el dispositivo capaz de capturar cómo la bioenergía se mueve y deja el cuerpo

 

Konstantin Korotkov es un científico ruso que se dio a conocer por afirmar que consiguió fotografiar el momento en que el alma deja el cuerpo y no es que haya hecho vigilia en la morgue, sino que inventó un dispositivo que, según sus postulados, detecta las energías que corresponderían al alma y lo gráfica a través de imágenes.

 

 

Según Korotov, a quien la comunidad científica ha recomandado «no tomar en serio», nuestro cuerpo está compuesto por bioenergías ubicadas en siete puntos del organismo que vendrían a ser lo que algunas culturas consideran como «chacras».

Una vez que el cuerpo muere, estas energías dejan el organismo formando una nube que correspondería al alma. Para probarlo creó un dispositivo llamado GDVCAMERA, que además de captar el movimiento de energías, las registra en imágenes.

 

Para capturar el momento en que el alma deja el cuerpo, Konstantin Korotkov conecta pequeños electrodos a los dedos que envían y reciben señales eléctricas a alta velocidad. Cuando las energías se mueven por el cuerpo pueden percibirse en forma de una nube de electrones visible solo a través de su dispositivo.

 

Cada electrodo representa a una de las siete chacras y (según la teoría del científico) al momento de morir, las energías se concentran formando una nube azul que representaría al alma abandonando lo que fue su hogar mientras su dueño estuvo vivo en este mundo.

Konstantin Korotkov incluso afirma haber fotografiado ese momento y si bien no vemos esa nube azul de la que él habla, sí se enseñan tres instancias energéticas en un cuerpo; la de una persona cuando está viva, el momento en que sus energías dejan el cuerpo y cómo el cadáver queda sin energía una vez que el alma se fue.

 

Cabe destacar que tanto los métodos como las teorías que este ruso propone carecen de pruebas acordes al procedimiento científico en sí y no poseen una base científica real. De hecho, a Korotkov se le acusa de haber tomado imágenes de Internet adaptándolas para dar con una demostración de su teoría.

 

Si te interesó su dispositivo y sistema para captar energías, su creador los vende desde su sitio oficial donde no se indica el precio.


Escribir comentario

Comentarios: 0