El niño rostro de león

La historia de Lionel, un niño con rostro de león, es en realidad tan espectacular como atroz: al igual que muchas otras personas con características físicas especiales, fue víctima del nefasto negocio de la exhibición humana.

Su nombre es Stephan Bibrowski, un hombre que nació en Polonia, en 1890, y que llegó al mundo con cara de león y el cuerpo cubierto por un profuso pelaje.

Horrorizados, sus padres cedieron los derechos del niño, que apenas contaba con 4 años, a un representante alemán llamado Sedlmayer, que comenzó a exhibirlo por las distintas ciudades europeas, bajo el nombre artístico de Lionel.

Para que la historia fuera aún más morbosa, Sedlmayer anunciaba el show, explicando que la madre de Lionel, cuando estaba embarazada, presenció la trágica muerte de su marido, devorado por un león. Lo cierto es que Stephan era lisa y llanamente víctima de una enfermedad conocida como hipertricosis.

 

Finalmente, siendo ya un joven adulto, Lionel se estableció en Estados Unidos. Era un hombre extremadamente inteligente, que hablaba cinco idiomas y aspiraba a ser dentista, lo que resulta comprensible si se considera que, dada su enfermedad, prácticamente no contaba con dientes en la boca.

Murió en el año 1932, en Alemania, cuando un ataque cardíaco lo sorprendió a los 42 años de edad. Su enfermedad, también conocida como "síndrome del hombre lobo", es resultante de una mutación genética. Desde el Medioevo, sólo se han documentado 50 casos como el de Lionel.


Escribir comentario

Comentarios: 0