¿La velocidad de la luz se ha reducido?

Hace ya más de 100 años que un joven Albert Einstein teorizó sobre la velocidad de la luz en el vacío, siempre igual y constante. La genialidad de sus postulados fue tal, que durante los últimos años se han ido demostrando cada uno de ellos según la tecnología avanza. Pero recientemente, un grupo de científicos trata de demostrar una idea diferente.

 

¿Puede ser que la velocidad de la luz fuese mayor en el universo temprano de lo que es hoy?

 

Como podrás imaginar, esta teoría es extremadamente controvertida. Sin embargo, los últimos avances estiman que pronto podría experimentarse en este sentido. De demostrarse real, tendríamos que replantearnos cuanto creemos saber, ya que significaría que las leyes de la física nos siempre fueron iguales en nuestro universo.

 

¿Es real la velocidad constante de la luz?

Una de las bases de la ciencia es que hay que cuestionar todo, en ocasiones, incluso lo que consideramos absolutamente seguro. Por ello no resulta extraño que algunos se pregunten si realmente la velocidad de la luz es y ha sido siempre constante.

 

La cuestión de la luz constante da respuesta al conocido problema del horizonte. A día de hoy, habría viajado unos 13,7 mil millones de años desde el Big Bang. Ese es el horizonte creado por la explosión, que realmente tendría unos 47 mil millones de años luz, que es el espacio que ocurre mientras la luz está viajando.

 

Pero si nos sentásemos en el centro de una esfera que simulara el universo, de un diámetro de 47 mil millones de años luz, en el borde, encontramos radiación de microondas cósmicas surgida unos 400 000 años después del Big Bang que veríamos a unos 13,7 mil millones de años luz de distancia.

La distancia que separaría un extremo del otro dentro de la esfera sería de unos 27,4 mil millones de años luz. Es decir, el universo sería demasiado grande para que la luz haya viajado desde un extremo a otro desde que existe, ya que supuestamente solo ha llegado hasta una distancia de 13,7 mil millones de años luz.

 

Al observar el trasfondo de microondas, que es muy uniforme, sin apenas variaciones, estiman que sería imposible que la luz haya viajado desde un extremo hasta el otro aun siendo lo más veloz de cuanto hay en el universo.

 

La eterna inflación del universo

 

Digamos que el universo sería como un jacuzzi que envía agua caliente por un extremo y fría por otro. Mientras está en funcionamiento, ninguno de los chorros se mezclan. Durante el Big Bang, algunas partes del universo quedaron muy calientes y otras muy frías.

 

Para explicar el fenómeno, se establece la teoría de la inflación del universo. Al principio era pequeño y denso, pero se expandió de forma uniforme a gran velocidad. Para aclararlo, es necesario establecer la constante velocidad de la luz y la existencia de un campo inflacionista existente al comienzo del universo.

 

Pero estos postulados son innecesarios gracias a la teoría de la mayor velocidad de la luz en el universo temprano. Explicaría la conexión remanente del universo expandido y la uniformidad del fondo de microondas.

 

Así pues, de demostrarse, es evidente que prescribiría el modelo inflacionista actual, dejando una nueva teoría, la de la variabilidad de la velocidad de la luz, que pudo aproximarse al infinito en el universo temprano debido al inmenso calor de sus tiempos primigenios, y decayendo hasta los 300 000 kilómetros por segundo actuales según se fue enfriando.

 

¿Pero lograrán demostrarlo?


Escribir comentario

Comentarios: 0