¿Qué son las nubes de Magallanes?

Los griegos ya nombraron al cielo estrellado como el dios Urano. Todas las sociedades humanas hemos mirado al infinito tratando de sondear sus oscuros misterios. Por el camino hemos puesto nombre a cada fenómeno, como las nubes de Mgallanes.

 

¿Quieres saber qué son exactamente?

 

Cómo son las nubes de Magallanes

 

Este fenómeno se compone de dos nubes de estrellas diferenciadas que se observan desde el Hemisferio Sur terrestre. Una de ellas se encuontra a unos 200 000 años luz y la otra a unos 160 000 años luz de la Vía Láctea. No obstante, no es mucho lo que sabemos de ellas todavía. Aún hoy siguen siendo un misterio.

 

Se conocen las nubes de Magallanes por sus tamaños. Ambas son regiones que orbitan nuestra galaxia y parecen piezas separadas que se aleja una de la otra en unos 75 000 años luz.

 

La más grande es la que se encuentra a 160 000 años luz y se puede observar en la Constelación de el Dorado. Es una de las galaxias más cercanas a la Vía Láctea.

 

Por su parte, la nube de Magallanes más pequeña está a unos 200 000 años luz en la Constelación de Tucana.

 

 

Otros detalles de las nubes de Magallanes

 

Ambas nubes están consideradas como galaxias irregulares. La más grande podría ser haber sido una del tipo espiral barrada antes de que las interacciones gravitacionales de la Vía Láctea la deformase.

 

Además, se diferencian de nuestra galaxia porque son muy ricas en gas, por lo que una amplia fracción de su masa es hidrógeno y helio. Es más, tienen baja metalicidad. También poseen una nébula y sus estrellas son muy jóvenes.

 

Así las cosas, es muy posible que todavía puedan crear nuevas estrellas y muchas de ellas apenas tengan unos pocos millones de años.

 

Su formación se produciría hace unos 13 billones de años alrededor de la Vía Láctea. Se cree que orbitarían nuestra galaxia a menor distancia de la actual en origen.

Es más, según los estudios de su observación a través del Telescopio Espacial Hubble, se mueven muy rápido en comparación con con la Vía Láctea. De ahí que sus órbitas alrededor de nuestra galaxia sean muy excéntricas.

 

Antes de despedir, recordar que estas nubes han sido básicas a lo largo de la historia de la humanidad. Ya los maoríes y otras civilizaciones del Pacífico las usaban para navegar y predecir los vientos.

 

Los primeros documentos escritos donde se habla de ellas datan del astrónomo persa Al Sufi en el año 964.

 

En el siglo XV y XVI eran utilizadas por navegantes portugueses, españoles y alemanes y fueron estudiadas por grande científicos como John Herschel o Henriette Swan Leavitt.

 

 

Mucho mas sobre este tema aquí: El Universo


Escribir comentario

Comentarios: 0