Visita a la Antártida confirma el descubrimiento de una civilización extraterrestre congelada.

El Denunciante Corey Goode dice que hay una antigua civilización extraterrestre enterrada y se encuentra dos millas abajo del hielo en la Antártida.

 

Goode, un denunciante secreto del programa espacial, dice que a principios de enero de 2017 fue llevado a la Antártida por la Fuerza Aérea de EE.UU. para presenciar un trabajo de excavación secreta que está en curso, sobre las ruinas de una civilización extraterrestre de 55.000 años de antigüedad.

 

Primero fue informado sobre el descubrimiento por un alto oficial de la Fuerza Aérea que trabajaba en un programa espacial secreto para el gobierno de Estados Unidos y las élites.

 

El descubrimiento de las ruinas se remonta a la primera expedición alemana nazi en 1939.

 

Pero sólo desde el 2002  han sido permitidas las excavaciones de arqueólogos y otros científicos en el lugar.

 

Ahora están preparando documentales y artículos académicos para sorprender a la comunidad científica y sorprender al mundo.

 

Habiendo fallado en mantener en secreto su antigua ascendencia durante mucho tiempo, las élites tratarán de aprovechar la oportunidad para distraer la atención de sus propios crímenes.

 

A continuación una traducción de un reciente articulo publicado en Exopolitics.org del doctor Michael Salla.

 

En una actualización del 11 de diciembre de 2016, Corey Goode describe cómo él había sido previamente informado de las excavaciones de la Antártida de múltiples fuentes,   también le fueron reveladas las excavaciones por un oficial superior dentro de un programa espacial secreto llevado por la USAF que él apodó "Sigmund", Sigmund dirigió una misión encubierta que involucra múltiples secuestros y reuniones de información de Goode, quien estaba siendo probado, para probar su fidelidad sobre su información.

Después de estar satisfecho con la exactitud de la información y las fuentes de Goode, Sigmund inesperadamente compartió algunos de sus conocimientos sobre las excavaciones de la Antártida. Se trataba de una civilización dirigida por seres llamados "Pre-Adamites" estos seres tienen  cráneos alargados y miden entre 10 y 12 pies de altura. (de 3 a 3.5 metros de altura).

 

También le informo que tres naves nodrizas de forma ovalada de unos 30 kilómetros de diámetro fueron descubiertas en las cercanías revelando que los Pre-Adamitas eran de origen extraterrestre y habían llegado a la Tierra hace unos 55.000 años.  Una de las tres naves ha sido excavada a su alrededor y se ha encontrado que tiene muchas naves espaciales más pequeñas dentro. La civilización pre-Adamita, en la Antártida, había sido congelada en un cataclismo que había ocurrido hace aproximadamente 12.000 años.

 

Goode también ha sido informado por sus contactos que las tecnologías más avanzadas, y los restos de los propios Pre-Adamites han sido removidos de un sitio arqueológico que se hará público. Equipos de arqueólogos han estado trabajando con lo que queda, y se les dijo que mantuvieran en secreto lo que habían visto.

 

Además, los artefactos antiguos seleccionados de otras localizaciones serán traídos a los almacenes extensos y colocados en el sitio arqueológico para la puesta en libertad al publico. En su inminente anuncio acerca de las excavaciones de la Antártida, se hará hincapié en los elementos terrestres de la civilización congelada para no sorprender a la población en general.

 

Según Goode, es probable que el anuncio sea programado como una distracción de los próximos crímenes de guerra en contra de las élites globales a medida que surgen fugas sobre los escándalos internacionales sobre los pedófilos y el tráfico de niños.

 

Hasta hace poco, todo lo que Goode sabía de las excavaciones de la Antártida se le había sido compartido por fuentes internas o por Sigmund. Eso cambió a principios de enero de 2017, cuando Goode fue llevado a la Antártida para presenciar en persona las ruinas y las excavaciones que se llevan acabo,

 

En una breve sesión informativa personal el 24 de enero de 2017, que incluyó a David Wilcock, Goode relató algunos de los detalles sobre su viaje más reciente a la Antártida. Se ha informado anteriormente en una visita anterior a la Antártida, donde pudo ver cinco de las bases subterráneas de trabajo que es probable que pertenezcan al conglomerado corporativo interplanetario, un programa espacial secreto basado en la Antártida.