La nebulosa de la mariposa del Hubble

Los cúmulos y nebulosas brillantes del firmamento nocturno de la Tierra a menudo llevan nombres de flores o de insectos.

Aunque tiene una envergadura de más de 3 años luz, NGC 6302 no es una excepción. Con una temperatura superficial estimada de unos 250.000 grados centígrados, la estrella central moribunda de esta particular nebulosa planetaria se ha convertido en excepcionalmente caliente.

 

Brilla intensamente en luz ultravioleta, pero se encuentra oculta a la vista por un denso toro de polvo.

Este primer plano de la nebulosa de la estrella moribunda fue captado por el Telescopio Espacial Hubble y se presenta aquí en colores reprocesados. Cerca del centro de la imagen y casi de canto respecto a la línea de visión, el toro de polvo que rodea la estrella central atraviesa la cavidad brillante de gas ionizado. En la cubierta de polvo de la estrella caliente se ha detectado hidrógeno molecular.

NGC 6302 se encuentra a unos 4.000 años luz de distancia en la constelación aracnológicamente correcta del Escorpión ( Scorpius ).


Escribir comentario

Comentarios: 0