Las morenas tienen una segunda boca como los aliens, ¡muy perturbador!

Uno de los aspectos más aterradores y fascinantes de la película Alien, fue la segunda boca del exomorfo, un órgano extraterrestre muy perturbador, con el que el octavo pasajero casi sabor a Sigourney Weaver. 

 

Sin embargo, no hace falta viajar al espacio exterior para encontrar un animal así, existe uno que ya posee esas curiosas mandíbulas. Descúbrelo con nosotros.

El director Ridley Scott quería crear un depredador tan fatal y exótico, que incluyó una “lengua con dentadura” o “segunda mandíbula” para reafirmar está idea

 

Este rasgo no es tan extraterrestre como se nos hizo creer. En 2007, los investigadores descubrieron que existe un animal en la tierra con esta misma característica.

 

Se trata de los murénidos, conocidos vulgarmente como morenas, Peces anguiliformes, con cuerpo de serpiente que pueden llegar a medir hasta metro y medio.

Las morenas son depredadores muy voraces. No suelen perseguir a sus presas, prefieren esperar escondidas entre las rocas, Cuando una aparece, lanzan un ataque a gran velocidad. Es entonces cuando su doble mandíbula entra en juego.

La primera boca atrapa a la presa y, sus mandíbulas faríngeas, la arrastran hasta el fondo de su garganta.

 

Las mandíbulas son óseas y tienen dientes, así como la facultad de abrirse y cerrarse.

 

Muchos peces succionan a sus presas ayudándose del flujo natural del agua, pero la morena posee un órgano específico para ello. Es por eso que su presas desaparecen en milésimas de segundo.

Pensar en recibir una doble dentellada es terrorífico, ¿verdad?. Afortunadamente las morenas prefieren huir del ser humano, y solo atacan si se sienten amenazas o nos confunden con una presa. 

 

Os dejamos con un pequeño video inglés en el que se muestra el funcionamiento de estas fascinantes mandíbulas.

 

Y aquí un segundo y breve vídeo en el que podrás ver esa perturbadora segunda boca en acción.