La nube molecular gigante Mon R2

La polvorienta nebulosa NGC 2170 brilla en la parte superior izquierda de esta naturaleza muerta celeste pintada con un pincel cósmico.

 

NGC 2170 refleja la luz procedente de las estrellas calientes cercanas y se une a otras nebulosas de reflexión azuladas, a una compacta región de emisión roja y corrientes de polvo oscurecedor contra un fondo de estrellas.

Como los elementos domésticos que los pintores suelen incluir en una naturaleza muerta, en este escenario -una nube molecular masiva donde se forman estrellas en la constelación del Unicornio ( Monoceros ) – hay nubes de gas, polvo y estrellas calientes. La nube molecular gigante Mon R2 está increíblemente cerca, a tan sólo 2.400 años luz. A esta distancia, este lienzo tendría unos 15 años luz de diámetro.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube


¿Cuál es tu opinión al respecto? te agradecemos tu comentario, GRACIAS

Escribir comentario

Comentarios: 0