Científicos japoneses afirman haber encontrado túneles gigantescos en la Luna

Un grupo de científicos japoneses afirman haber encontrado túneles subterráneos enormes en la Luna. En el futuro podrían albergar una colonia de la Tierra, según informaron los propios investigadores durante la 48ª conferencia Lunar and Planetary Science. 

 

Según su estudio, publicado en la revista Geophysical Research Letters, los especialistas japoneses lograron descubrir las formaciones gigantescas gracias a la sonda espacial Kaguya.

 


Los aparatos de alta precisión han encontrado vacíos de muchos kilómetros bajo la superficie del satélite natural de la Tierra que a largo plazo pueden convertirse en un lugar apropiado para las primeras colonias humanas. Un hoyo profundo, de decenas de metros de diámetro y ubicado en las llamadas Colinas Marius, fue descubierto en el año 2009. 

 

En el 2016, una misión de la NASA encontró anomalías gravitacionales que posiblemente señalaban la existencia de vacíos. Los expertos japoneses liderados por Junichi Haruyama llegaron a la conclusión de que estos no fueron hoyos sino túneles que penetran la roca lunar a una profundidad de muchos kilómetros. Allí sería posible construir viviendas y centros científicos humanos, se añade. 

 

Se supone que estas son buenas opciones para colonias humanas porque pueden proteger a los colonos de la radiación y de las variaciones de temperaturas. Por ahora sigue pendiente el envío de una misión de reconocimiento que debe confirmar o desmentir la existencia de los túneles lunares. 

 

La existencia de túneles en la Luna no es algo nuevo, manifestó el jefe del departamento de estudios de la Luna y de planetas del Instituto Astronómico Sternberg de la Universidad Estatal de Moscú, Vladislav Shevchenko. 

Imágenes de la fosa Marius Hills, según lo observado bajo diferentes condiciones de iluminación solar por la SELENE/Kaguya Terrain Camera and Multiband Imager [JAXA/SELENE]. 

 

La ampliación de la fosa Marius Hills que muestra un pequeño cráter en el extremo noroeste y pequeñas piedras en el lado sur del agujero. 

 

El hoyo posee unos 65 metros de diámetro. NAC M114328462R [NASA/GSFC/Arizona State University]. «Estas formaciones fueron descubiertas hace varios años. En aquel entonces [los expertos] de pronto interpretaron su origen: son tubos volcánicos porque se encuentran en los mares [lunares]. 

 

Es un hecho bien conocido que estos mares de la Luna son corrientes de lava. [Dichas formaciones] son tubos volcánicos que transportaron lava a la superficie. La materia se comprime a medida que se enfría así que se crean vacíos», explicó al portal ruso BFM.ru. 

A los usuarios rusos de hecho «no les tomó desprevenidos la noticia» ya que, según afirman, «habían leído sobre este descubrimiento en los periódicos de la época soviética», dice el artículo del medio ruso. 

 

El estudio ha sido publicado en Geophysical Research Letters. 


Suscríbete a nuestro canal de YouTube




¿Cuál es tu opinión al respecto? te agradecemos tu comentario, GRACIAS