La famosa «señal Wow!» era extraterrestre pero no inteligente

En agosto de 1977, el astrónomo de la Universidad Estatal de Ohio (Estados Unidos), Jerry Ehman, detectó la señal espacial de origen desconocido más potente captada hasta esa fecha.

 

Debido a la sorpresa que le supuso ese hallazgo, anotó la palabra Wow! en una hoja de papel y dio el nombre al fenómeno, que muchos consideraron como la justificación de la existencia de vida inteligente extraterrestre. 

 




El astrónomo Antonio Paris, que estudia esa emisión desde hace tiempo, apunta que el secreto del fenómeno ha sido revelado. Así, después de examinar el cometa 266P/Christensen, ha logrado fijar varias señales potentes semejantes por su carácter. Además, este científico observó otros cometas del mismo tipo y consiguió registrar las mismas emisiones. Los resultados de su estudio fueron publicados por la Academia de Ciencias de Washington. 

 

Esta investigación confirma la teoría que Paris presentó en 2016, cuando indicó que la Wow! podría haber sido producida por los cometas 266P/Christensen y P/2008Y2(Gibbs), que fueron observados en la misma zona donde Ehman registró su descubrimiento. Con esta información, Paris refuta una teoría en favor de la existencia de vida extraterrestre inteligente.

 

De este modo, Antonio Paris explica que todos estos cometas están rodeados por enormes nubes de hidrógeno que producen ese tipo de señales, pero abre la opción a que su descubrimiento ayude a determinar la naturaleza de otras señales que se capten en futuro.

 


Compártenos

¿Te gusta?

Siguenos en Twitter

Siguenos en YouTube



¿Cuál es tu opinión al respecto?  agradecemos tu comentario, GRACIAS

Escribir comentario

Comentarios: 0