La Misteriosa Batalla De Los Ángeles

En 1942 el mundo se encontraba en la Segunda Guerra Mundial donde las Fuerzas Armadas de más de 70 países participaron en combates aéreos, navales y terrestres. Sin embargo, las últimas horas del 24 y las primeras del 25 de febrero de 1942 fueron avistados diversos objetos luminosos sobre el cielo de Los Ángeles en California, Estados Unidos.

Inmediatamente los ciudadanos entraron en pánico al creer que se trataba de un ataque de la Armada Imperial Japonesa,-




-esto debido a la envestida que sufrió la base naval de Pearl Harbor en Hawai el 7 de diciembre de 1941 y que fue el hecho que marcó la entrada de la Unión Americana a la guerra. 

 

En primera instancia, esa noche, el Ejército estadounidense detectó en radar a un objeto que para muchos era un avión que se encontraba a doscientos kilómetros al oeste de la ciudad, las baterías antiaéreas de la costa esperaron su llegada, pero al cabo de unos minutos el objeto había desaparecido.

 

Decenas de testigos informaban a las autoridades gubernamentales sobre el vuelo de aviones enemigos que no eran detectados en radar. Finalmente, a las 02:25 de la mañana se vio en el cielo la formación de aparatos sin identificar que estaban a punto, se dijo, de atacar, las sirenas sonaron y fueron llamados urgentemente 12 mil efectivos de la milicia para que se incorporaran a sus puestos de combate.

 

Minutos después los reflectores apuntaron al cielo y entraron en acción las baterías antiaéreas descargando 1430 obúses AA, de 12 libras cada uno, que nunca dieron en su objetivo ya que horas más tarde no fueron encontrados los restos de algún artefacto volador.

 

Se trataba entonces de la presencia, según versiones oficiales en ese momento, de 15 objetos que se movían a una altura de entre 3.000 y 6.000 metros que mantenían una velocidad muy baja. Ya para ese momento se registró un apagón eléctrico que duró cerca de 5 horas, restableciendo la energía eléctrica hasta las 07:21 horas afectando a cerca de un millón de personas del sur de California, horas más tarde se conocería que ninguna bomba enemiga había caído.

 

Una fotografía publicada en el periódico Los Ángeles Times del día 26 aumentó la confusión ya que se apreciaba un objeto aparentemente circular en el cielo. La pregunta es si no se trataba de un avión.

La prensa californiana denunció una reticencia de las autoridades militares para hablar del asunto e incluso algunos se atrevieron a acusarlos de censurar la información. Al concluir la Segunda Guerra Mundial.

 

El bombardeo fantasma de Los Ángeles quedó ratificado por un documento militar secreto que fue desclasificado en 1974 y firmado por el comandante en jefe de las Fuerzas Aliadas, el general George C.

 

Marshall que envió al entonces presidente norteamericano, Franklin D. Roosevelt, donde reconocían la presencia de 27 objetos plateados que no pudieron conocer su origen.


Compártenos

¿Te gusta?

Siguenos en Twitter

Siguenos en YouTube



¿Cuál es tu opinión al respecto?  agradecemos tu comentario, GRACIAS

Escribir comentario

Comentarios: 0